Detienen en Tenerife a un hombre con más de 150 000 dosis de anabolizantes y esteroides

Aunque su uso más popular es el de mejorar el aspecto físico y el rendimiento deportivo, también se usan con fines médicos. Su consumo estaba en un primer momento restringido a deportistas profesionales y de élite, pero se ha extendido a un segmento significativo de la población general, sobre todo en Estados Unidos. Distintos estudios señalan que entre el 10 y el 30 por ciento de los varones que hacen ejercicio de forma habitual en gimnasios han utilizado alguna vez este tipo de productos.

Sin embargo, algunos atletas y físicoculturistas utilizan ilegalmente estos esteroides para aumentar la masa muscular o su rendimiento. Nacho confiesa que tiene los testículos “como un par de canicas”, una de las consecuencias más comunes del uso de anabolizantes, porque el cerebro, al percibir que hay un exceso de testosterona en la sangre, deja de producirla por sí mismo. Para revertir este fenómeno hay que tomar sustancias como la gonadotrofina coriónica humana, en un período conocido como postciclo, diseñado para poder reanudar la producción hormonal. “Yo posiblemente sea estéril ahora mismo, y de manera irrecuperable”, añade en un tono más serio. Al igual que señalan Domingo-Pueyo et al.37, los resultados de la presente revisión están limitados por las carencias propias de cada trabajo revisado.

Efectos secundarios de los anabolizantes

Estas drogas pueden administrarse por vía oral, mediante inyección intramuscular o bien aplicarse en forma de gel o parches sobre la piel. La terapia conductual y los medicamentos pueden ser útiles para tratar la adicción a los esteroides anabólicos. En este libro, los autores, científicos expertos en la materia, proporcionan
información independiente y fiable sobre los esteroides y anabolizantes
en un lenguaje claro y sencillo. “Decidí que no podía mantener ese nivel de entrenamiento, y el coste económico era demasiado elevado”. Confiesa que echa de menos el físico que consiguió en aquella época, pero se ha propuesto alcanzarlo por medios más naturales, aunque conlleve más tiempo y esfuerzo. “Me decidí porque, evidentemente, quería estar fuerte, pero además trabajaba como DJ, quería tener buen aspecto de cara al público y además buen fondo durante mis sesiones, en las que además de pinchar, bailaba.

Subscríbase a los Artículos para el Consumidor en español

Los efectos pueden ser muy duraderos pero faltan
estudios más detallados en este sentido. También debe estudiarse con más
detalle el efecto de las dosis más altas respecto a las dosis clínicas
produzcan mayores efectos. Todo lo dicho en referencia a los esteroides
depende de que el entrenamiento y la dieta se lleven https://noelsnooker.com.br/2023/08/19/noticia-comprar-masteron-la-nueva-tendencia-en-el/ a la perfección. Un deportista que no entrena no logrará
los efectos que estamos comentando de los esteroides. Esta construcción se hace con materiales
de base que son los aminoácidos y energía. Este proceso es la recuperación y la
sobrecompensación tal como se conoce en el Síndrome General de Adaptación (SGA).

El consumo de estas sustancias en grandes dosis puede provocar fallos renales, problemas cardiovasculares e impotencia en los hombres, pues el cuerpo humano no tiene la capacidad de procesar grandes cantidades de estas hormonas. Además, estudios recientes han demostrado que el consumo de esteroides anabolizantes puede producir adicción, pues no deja de tratarse de una droga. La metiltestosterona, 200 mg/sem, no produce efectos adversos (incluso ni en la personalidad), exceptuando un ligero aumento del acné.